La semana pasada terminamos nuestro taller «Estos maravillosos años» en la Casa de Encuentros de la Mujer de Avilés.

Ha sido una actividad muy enriquecedora y participativa. Tanto que hemos construido el lema del grupo, que nos acompañará siempre en la solapa, y un conjunto de reglas y consejos para compartir con otras personas, que nos ayuden a tener mejor calidad de vida.

«Siempre activas», el lema del grupo

«Siempre activas», el lema del grupo

Siempre es más que un placer trabajar en Avilés para los Servicios Municipales de la Mujer. En un clima tan agradable, tan respetuoso y colaborador. Además, las mujeres que suelen apuntarse a este tipo de actividades siempre acuden con una actitud muy positiva y con una gran expectativa: aprender. Por eso, resulta tan cómodo llevar a cabo este tipo de actuaciones.

A continuación, compartimos las Reglas del envejecimiento saludable elaboradas por el grupo:

  1. Siempre activas.
  2. Ser positivas.
  3. Quererse mucho y mimarse.
  4. Ser menos materialistas.
  5. Vivir el presente.
  6. Relacionarse, valorar las amistades, fomentarlas y reunirse con jóvenes.
  7. Respetar a las demás personas y a ti misma.
  8. Dieta saludable, ejercicio y cuidar la salud.
  9. Marcarse metas realizables.
  10. Hacer las cosas con amor y cariño.
  11. Cuidar y estar en contacto con la naturaleza.
  12. Que no nos afecten demasiado las cosas.
  13. Saber decir «NO».
  14. Arreglarse y cambiar de look.
  15. Adaptarse a las nuevas tecnologías.
  16. Ir a cursillos.
  17. No encorsetarse.
  18. Tener sentido del humor.

La filosofía que vertebró todas las horas del taller fue la relacionada con la actitud optimista, con la importancia de la disciplina y del esfuerzo para intentar mejorar y disfrutar, ahuyentando las quejas y el pesimismo. Estas ideas quedan reflejadas en la siguiente fábula.

Las dos ranas y la nata

Dos ranas cayeron en un depósito de nata.

– ¡Nademos! Dijo una.
– ¡Imposible! — dijo la otra — Esto es demasiado blando para poder saltar y demasiado espeso para poder nadar. Si hemos de hundirnos, mejor hacerlo cuanto antes… (y se dejó morir).

La otra rana siguió pedaleando toda la noche y a la mañana siguiente se encontró reposando en una sólida mantequilla comiéndose a las moscas que acudían.

Muchas gracias a todas — las 21 — por ser tan geniales, comprometidas y siempre activas.

Foto de grupo

Parte del grupo

Reglas para el envejecimiento activo
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *